23 dic. 2011

Lecciones espirituales para los jóvenes Samurais y otros ensayos de Yukio Mishima

 Lo primero que me llamó la atención de este libro es su cubierta, que es sin duda la más hermosa que he visto. Esta edición de la Esfera de libros del 2002 es sencillamente perfecta, buen papel (que da gusto acariciar), buena letra y un diseño sencillo pero sobresaliente.

En este ensayo podemos entender mucho mejor la vida, obra y muerte de Mishima pues recoge incluso su carta de suicidio, junto al contexto social y político que reinó en Japón despues de la Segunda Guerra Mundial.

Es un libro interesante, fácil de leer y muy recomendable, ligado intensamente a Hagakure casi como si fuera una extensión de este.

Frases de Lecciones espirituáles para jovenes Samurais.

-El arte pertenece a un sistema que siempre resulta inocente mientras que la acción política tiene como principio fundamental la responsabilidad (...) El problema es que la situación política moderna ha empezado actuar con la irresponsabilidad propia del arte.

- Las buenas maneras no presuponen la obediencia a la volutad ajena.

- La belleza viril se ve exaltada justamente por el autocontrol y por la aceptación de las normas de comportamiento.

- Una promesa es un concepto vago hasta el momento en que entra en juego el concepto de lealtad.

- La urbanidad (es) como un juego. Pero se trata de un juego en el que se entrelazan complejas cuestiones de orgullo.

- A veces, el ser humano encuentra más penoso divertirse que esforzarse.

- A menudo, el hecho de expresarnos en un tono leve revela con mayor profundidad nuestras intenciones más autenticas.

- Sin duda es mucho más fácil atacar que defenderse.

- El valor esencial (...) está precisamente en la capacidad de permanecer al acecho en las tinieblas de la muerte y la inquietud.

- La esencia de la acción es transgredir con una energía irracional el límite en el que está fijado la racionalidad.

- ¿Quereis tanto a la vida como para sacrificar la existéncia del espíritu?