30 jun. 2011

El vendedor de saris de Rupa Bajwa

Tiene una narrativa muy ágil que lo hace envolvente y fácil de seguir pero es uno de esos libros que debería venderse con la advertencia de "demoledor" pues a medida que avanza la trama, la historia se va volviendo opresiva y angustiosa. Podría haber sido un gran libro de crítica al sistema de castas de la India, al capitalismo y los recovecos oscuros del alma humana (aveces tan incosciente de sus actos y sus perversidades), pero no lo consige por culpa de un mediocre final. Un final que no me explico si fué cobardía de la autora o exigencia de la editoria, pero desde mi punto de vista no hay excusa...si no tienes valor para terminar lo que empiezas, ¡no lo empieces!

22 jun. 2011

El señor de las moscas de William Golding

  El libro (que es una llamada de antención contra la maldad humana y una crítica a la absurdidez de la guerra) es demoledor en solo 198 pg. No por lo que cuenta, que es muy normal ...si no que lo que narra es aterrador de puro lógico y común: una decisión conduce a otra y de repente terminas envuelto en algo que te sobrepasa y no recuerdas como has llegado hasta allí.

Nosotros tan civilizados, tan acostumbrados al asfalto, basta que nos ponga en otro entorno para perder hasta la identidad...y es que en la mitad del libro se me pusierón los pelos de punta al recordar que yo vivi una situación esas:
Una escursión que nos perdimos en el monte, como a mil metros de altitud nos sorprendió la tormenta sin ni siquiera chubasqueros....los rayos rompía la pared de la montaña a excasos metros, éramos más de 20 y nos juntamos en el centro, queriendo sentir el mutuo contacto ...nos pasamos toda la lluvía cantando ni recuerdo qué, porque sólo queríamos escuchar algo diferente: a los rayos, a nuestros corazones acelerados y pensar en otra cosa que no fuera nuestra indefensión...nuestro miedo a morir (porque te decías: ¡que tontería no voy a morir! pero...ese rayo ha pasado muy cerca, y si...¿y si de verdad no puedo bajar de aquí?). Conseguimos bajar, claro...(justo cuando ya estaba reunido el equipo de emergencias y rescate).

Que fácil olvidamos...TODO.

Frases del señor de las moscas de William Golding

-Quería decir que la gente nunca resulta ser del todo como uno cree que es.

- Me da miedo -dijo Piggy- y por eso le conozco. Si alguien te da miedo, le odias, pero no puedes dejar de pensar en él.

- Las mejores ideas son las más sencillas.

18 jun. 2011

La cosecha de Samhein de José Antonio Cotrina

Voy a ser franca: lo que me hizo sacar este libro del estante de la biblioteca fue su presentación, en la mano es apoteósica...pero al empezar a leer la primera frase, ya no pude parar ( y cuando digo que no he podido parar, me refiero a que lo leí desde la cinco de la tarde hasta las seis de la mañana y lo primero que he hecho cuando he abierto los ojos ha sido terminarlo. Nada más finalizarlo, estoy aquí escribiendo la crítica).

No es un libro original, no tiene grandes recursos líricos (e incluso en un momento de la historia tuve la sensación de que autor no sabía como seguir) pero me ha enganchado, me ha gustado y me he muerto de rábia:

1º Que haya libros, que no lo merecen, tienen una publicidad desbordante mientras cientos de historias como esta quedan en el anonimato.

2º Que las continuaciones de la saga: "Los hijos de las tinieblas" y "la sombra de la luna", no están en ninguna biblioteca pública de Andalucía ...¡En Ninguuuna!!. (Como me repatea el hígado que me hagan esto, que compren el inicio de la saga, o tengan libros salteados, sin completarla); vamos si por mi fuera ...pondría a las bibliotecas públicas una ley contra eso.

Ahora en honor al libro, me leeré "el señor de las moscas" ,al que hace tanta referencia, que ya me resulta ineludible por más tiempo.

17 jun. 2011

La importancia de vivir de Lin Yutang

Es un libro interesante en muchos aspectos: esta escrito en 1937 y refleja muy bien con contexto solcial e histórico además del contraste entre Oriente y Occidente,  señala las cosas buena de la vida (que a finde cuentas, no han cambiado demasiado con los tiempos...) esto último ha sido buen antidoto contra la hermosa tristeza de Mishima.
La edición que yo he leído era de bolsillo, con letra pequeña y por tanto hacía un tanto pesada e incomoda la lectura de estas 662 pg (¡odio las malas ediciones! pero...¿quién puede elegir en una biblioteca?) pero en general está escrito en un lenguaje bastante ameno y directo.


Frases de la importancia de vivir de Lin Yutang:

-Que una nación tenga unos pocos filósofos no es extrahordinario, pero que una nación se tome las cosas filosóficamente es enorme.

- El hombre, por lo tanto, es una criatura curiosa, soñadora, jocosa y díscola.

- Ahora no se nos exige que nos adaptemos a la naturaleza; se nos exige que nos adaptemos a nosotros mismos, a esto que se llama civilización.

- La democracia de la muerte es rara vez apreciada.

- Es tal la psicología humana que, si no expresamos nuestra alegría, pronto cesamos hasta de sentirla.

- La mitad del mundo pasa el tiempo haciendo cosas, y la otra mitad pasa el tiempo haciendo que los demás hagan cosas por ellos, o haciendo imposible que los demás hagan algo.

- Los hombres recurren al habla solamente cuando no tienen poder para forzar su convicción sobre los otros. En cambio, los hombre que proceden y que tienen poder para hacerlo, raramente hablan.

- Nadie puede salir a conquista el mundo si tiene dudas de sí mismo.

- Han caído imperios y se han derrumbado los más poderosos regímenes y reinos de terror cuando el pueblo tuvo hambre.

- Las gentes pelean por sus sueños tanto como pelean por sus posesiones terrenales.

- En conjunto, nuetra vida es demasiado compleja, nuestros estudios demasiado serios, nuestra filosofía demasiado sombría y nuestros pensamientos y estudios hacen que el mundo presente sea hoy tan desgraciado.

- Muchos hombres sabios advierten que los deseos de buen éxito, fama y riqueza son eufemísmos de los temores de fracaso, pobreza y oscuridad, y que estos temores dominan nuestras vidas.

- El filósofo griego Demócrito pensó que hacía una gran servicio a la humanidad al librarla de la opresión de dos grandes temores: el temor de Dios y el temor de la muerte. Pero áun eso no nos libra de otro temor igualmente universal: el temor del prójimo.

- La poesía no es más que la verdad coloreada con emoción, la música es sentimiento sin palabras, y la religión es sólo sabiduría expresanda en fantasía.

- La dignidad del vagabundo, que es demasiado orgulloso para pedir favores, demasiado independiente para trabajar, y demasiado sabio para tomar muy en serio los triunfos del mundo.

- Amaba con tanta ternura a la vida que no podía permitir que el arte de vivir, degenerara en el simple negocio de vivir.

- En Occidente se piensa demasiado en el sexo y demasiado poco en las mujeres.

- Toda la vida, especialmente la vida doméstica, es una lección de refrenamiento.

- << Hablar contigo durante una noche es mejor que estudiar libros durante diez años >>

- La pasión sostiene el fondo del universo y el genio pinta su techo.

- Un poco de injusticia en el pecho se puede ahogar con vino; pero una gran injusticia en el mundo sólo se puede arreglar con la espada.

- Viajar solía ser un placer; ahora se ha convertido en industria.

Manias de lectora: los marcapáginas

Pues sí, tengo una manía ...me gusta leer siempre con el mismo marcapáginas. Lo uso hasta que empiezo a ver que esta destrozado, entonces comienzo a buscar otro que me guste tanto (tarea ardua, que aveces me lleva meses) y cuando lo encuetro, guardo el antiguo como recuerdo de muchos libros, muchas horas y verlos, con el paso del tiempo, es tan emotivo para mí como escuchar una música que te recuerda a "esos tiempos"...
Este es el que uso ahora
Me lo hizo mi hermana y me lo regalo por Navidad (yo lo plastifique sin mucha maña con el objetivo de que me durara más, pero...ya se le empieza a ver un poco hecho polvo, aún así espero que aguante hasta el año que viene como mínimo, porque me encanta)

10 jun. 2011

Confesiones de una mascara de Yukio Mishima

Es un libro brillante, concentrado (puesto que se habla de muchos temas: la Segunda Guerra Mundial y su impacto en la sociedad Japonesa, el reflejo de costumbres como el Hanami, la homosexualidad, la idea de suicidio...) de forma directa, breve (poco más de 300pg) con un lenguaje refinado y poético, es sin duda un drama deslumbrante escrito en primera persona y con un solo personaje tan complejo y rico que es capaz de llenarlo todo por completo.

Frases de Confesiones de una mascara de Yukio Mishima:

- Sentí entonces un gozo que casi podría definir como terror (...). Ésa ha sido, desde entonces, la actitud con la que me he enfrentado a la vida: querer escapar de todo lo esperado con excesivas ansias, de todo lo que previamente había adornado exageradamente con mis fantasías.

- La belleza de la ciudad era, ni más ni menos, la belleza de sus heridas.

- Su rostro desprendía algo como una sensación de sombría superioridad. A lo mejor era la expresión del sentimiento que queda cuando la autoestima de uno va siendo paulatinamente lastimada.

- Se trata, mas bien, de un vértigo mental, la conciencia de estar a punto perder el equilibro interno (...); era un impulso de suicidio, un impulso sutil y misterioso al que las personas se entregan muchas veces sin darse cuenta.

- Lo que me tentaba no era la consumación del deseo, sino la <> pura y simple como tal.

- Esperaba la muerte con una dulce esperanza. Como he mencionado más de una vez, el futuro presentaba una carga pesada para mí. Desde el principio me oprimía la idea de vida con todos los deberes que conllevaba.

- Estos desgraciados había visto cómo el fuego había arrasado todos los indicios que determinan su existencia como seres humanos (...) sus relaciones humanas, sus amores, sus odios, sus razones, sus bienes.

- ¿Por qué motivo estamos todos cargados con la obligación extraña de destruir todo, de cambiar todo, de confiar todo a las circunstancias?.

- En realidad, el matrimonio podía ser para mí algo de << extrema importancia>>, de una importancia capaz de ponerme los pelos de punta...

- Eres una chica piadosa. Tal vez esa ésas la causa por la que pareces gozar de una paz interior tan grande. Tan grande que me da miedo...

-El sufrimiento verdadero llega siempre paulatinamente

- Necesitaba consolarme. A menudo acudía a unas veladas que tenía lugar en casa de un viejo amigo aun sabiendo que sólo me dejaban las heces de una charla vacía y un regusto amargo.

- En realidad lo que estaba experimentando era la fatiga corrosiva de la negligencia, de la disipación, de una pereza corrompida y de una vida sin futuro posible.

- Pero, una vez más, el <>; se había interpuesto entre nosotros tres, como hacen las malas hierbas, de modo que era por lo tanto imposible expresar francamente nuestros sentimientos sin que se cruzara alguna sombra de orgullo, vanidad o reserva.

- Las emociones, en efecto, no siguen un orden fijo. Antes bien, y al igual que las partículas del éter, prefieren revolotear con libertad y flotar eternamente trémulas y cambiantes.

8 jun. 2011

2010: odiea dos / Arthur C.Clarke

Yo no se si no he entendido el libro por no haberme leído el primero, o si las segundas partes no son buenas, o si mi impresión de que es un peñazo es valida para lo dos...El caso es que es un libro que quemaría alegremente en la próxima hogera de SAn Juan.

Frases de 2010: odisea dos de Arthur C. Clarke

- Saber lo ocurrido no explicaba el porque.


- Siempre habría un secreto entre ellos...no de amor, sino de ternuera, que a menudo es mucho más duradero.

- Duante eras flotó en un limbo, sabiendo lo que había sido, pero no en qué se había convertido.

- Habían dado el primer paso para una genuina amistad. Habían intercambiado vulnerabilidades.

- Estaba siendo usado como una herramienta, y una buena herramienta tiene que ser afilada, modificada...adaptada. Y las mejores herramientas son las que comprenden lo que están haciendo.

4 jun. 2011

La Despedida de Milán Kundera

Frases de la Despedida de Milan Kundera:

-Seducir a una mujer (...) eso, sabe hacerlo hara el más tonto. Pero saber abandonarla es algo que sólo puede hacer un hombre maduro.

- Acepta la vida con todo lo que conlleva significa aceptar el imprevisto. Un hijo es la imprevisión pura

-El deseo de venzanga no es más que el ansia de justicia insatisfecha

- Uno debe tener al menos una seguridad: la de ser dueño de su propia muerte y poder elegir el momento y el modo en que haya de producirse.

- El ansia de orden es al mismo tiempo ansia de muerte, porque la vida es una permanente alteración del orden.

- Tener un hijo significa manifestar que se está absolutamente de acuerdo con el hombre. Si tengo un hijo es como si dijera: he nacido, he experimentado la vida y he comprobado que es tan buena que merece ser repetida.

- Los ancianos se caracterizan por envanecerse de sus padecimientos pasados y convertirlos en un museo al que invian a entrar a los visitantes.

- Para ser sincero es necesario conocerse a sí mismo y para conocerse a uno mismo hace falta años.

- No hay nada que pueda llenar tanto una persona, como los celos.

- Consideraba real únicamente aquello que llegaba a nuestras vidas desde dentro, gradual, orgánicamente, mientras que a lo que llegaba desde fuera, inesperada y casualmente, lo veía una invasión de lo irreal. Por desgracia no hay nada más real que esta irrealidad.

- Es usted una hierba amarga, un vinagre transformado en hombre (...) Daría usted la vida por descubrir a su alrededor la fealdad que lleva dentro de sí mismo. Sólo así puede sentir por un momento cierta reconciliación entre usted y el mundo.

- En este momento en realidad no estoy aquí. Debería haberme ido ayer y aquí no soy más que mi propio retraso.

- Una nostalgia sinlenciosa y prolongada le oprimió el corazón. No era sólo nostalgia de aquel hombre, sino también de la oportunidad perdida. Y tampoco sólo de esa oportunidad concreta sino de la oportunidad como tal. Sentía nostalgia de todas las oportunidades que había perdido, que había dejado pasar, que había evitado, e incluso aquéllas que nunca había tenido