15 jun. 2015

Las partículas elementales de Michael Houellebecq

Esta novela de Michael Houellebecq pretende no dejar indiferente, es incisiva y precisa  como una hoja de bisturí. Su lenguaje sencillo y directo, para describir escenas agresiva o eróticas (a menudo ambos conceptos se unen en la novela) hace que pueda ser desconcertante al usarlo en temas como: la pederastia, orgías satánicas o suicidio.
Los personajes de esta novela, van contando su historia a través de distintos saltos de tiempo, para lanzar el mensaje del autor al lector. Es un libro altamente recomendable, digno representante de su tiempo, que merece todo el silencio y la concentración en su 338 páginas intensas.

"Las Partículas elementales" ha sido un libro que ha dado mucho que hablar dentro del club de lectura, alguno de los temas que se plantearon como debate fueron:

- ¿Qué valores transmite la enseñanza, cuando la sociedad está en crisis?

-¿Hay actualmente una perspectiva global, por parte de la sociedad, para ver hacia donde nos encaminamos?

- Llevamos años deslegitimando la ley mediante la confrontación con el derecho a la libertad ¿nos lleva realmente eso, a una sociedad mejor?

Personalmente, es un libro que releeré, aunque no crea en la visión tan negativa que se da en él, sobre la humanidad. 


9 oct. 2014

El antropologo inocente de Nigel Barley



Un fragmento que resumen muy bien El antropólogo inocente de Nigel Barley:
-" He calculado que durante la temporada que estuve en África quizás pasé un uno porciento del tiempo haciendo lo que había ido hacer. El resto lo invertí en logística, enfermedades, relacionarme con al gente, disponer cosas, trasladarme de un sitio a otro y, sobre todo, esperar. Había desafiado a los dioses locales con mi excesiva ansia de hacer algo y pronto me iban a poner en mi sitio.

8 sept. 2014

Alexis o el tratado del inútil combate de Marguerite Yourcenar

Estamos ante un libro que refleja la sexualidad reprimida y el sufrimiento que ello provoca, con una prosa delicada y poderosa. Escrita en 1929 de forma epistolar y en primera persona, tiene muchas similitudes con la obra posterior de Yukio Mishima : "Confesiones de una máscara" ( que confieso, me gustó más que esta obra de Yourcenar).

Si os zambullís en estas páginas para descubrir como solventa Alexis su dicotomía entre : deseo y deber, y os gusta la lectura, os recomiendo de esta autora Memorias de Adriano (una obra increíblemente más rica y completa)





Frases de Alexis o el tratado del inútil combate de Marguerite Yourcenar:


- El peor de todos los engaños es el de la tranquilidad.

- En las viejas familias nobles son los vivos los que parecen la sombra de los muertos.

- Los fantasmas son invisibles porque los llevamos dentro.

- No nos interesa lo que nos parece sencillo.

- Es más fácil indignarse que pensar.

- Los libros no contienen la vida, sólo contienen sus cenizas.

- La vida en común desarrolla la brutalidad.

- La música no nos facilita pensar, sino soñar.

- Nuestro papel, dentro de la vida familiar, está ya fijado con relación al resto de la familia.

- El sufrimiento nos hace egoístas porque nos absorbe por entero: sólo más tarde, en forma de recuerdo, nos enseña la compasión.

- La pasión necesita gritos, el amor mismo se complace con las palabras, pero la simpatía puede ser silenciosa.

- No perdonaba al prójimo ni la más pequeña transgresión; tenía miedo de que mi indulgencia para con los demás obligara a mi conciencia a excusar mis propias faltas. Temía el reblandecimiento que produce las sensaciones dulces.

- Le ocurría con sus pesares igual que con los trajes de noche: sólo se los ponía una ves, pero los guardaba todos.

- A medida que van cayendo una tras otra nuestras ilusiones y nuestras creencias, conocemos mejor a nuestro <> verdadero.

-El alma humana es más lenta que nosotros (...)Siempre queda un poco atrasada con respecto a nuestra vida presente.

26 ago. 2014

La zapatera prodigiosa de Federico García Lorca


No conocía esta obra de Lorca y la verdad que el título me sonaba a cuento (en concreto uno de Grimm: “los duendes del zapatero “ que leí de pequeña). Así que no me esperaba una obra de dos actos cuyo título es sarcástico.
Protagonistas:
Él: Zapatero de más de 50 años, paciente y defensor a ultranza de la vida de la vida tranquila.
Ella (su mujer): 20 años, presumida, inconformista y temperamental.
 
El choque generacional esta servido, el reflejo del matrimonio de conveniencia también, sin olvidar la crítica social a la hipocresía y el chismorreo. 

FRASES DE LA ZAPATERA PRODIGIOSA:

-          Todo esto no es más que el miedo a la soledad donde están los fantasmas, que yo no he visto porque no los he querido ver, pero que vieron mi madre y mi abuela y todas las mujeres de mi familia que han tenido ojos en la cara.

21 ago. 2014

Desayuno en Tiffany´s de Truman Capote


La primera vez que leí a Truman Capote, me dejó fascinada: su calidad artística, su belleza sutil y brutal, es inolvidable y único. 

El título del libro no es más, que el del primer relato de cuatro, todos ellos distintos y sin embargo, podría decirse que tienen un denominador común: los protagonistas se sienten (o están atrapados) buscan: la seguridad, el amor, la libertad…escapar de una sociedad encorsetada en normas. Es un libro que llama a la rebeldía, pero no parece creer en ella…en el fondo, esta lleno de la melancolía de los sueños rotos.
Frases de Desayuno en Tiffany´s:
-Supongo que estarás pensando que soy una descarada (...) como todo el mundo. Me da igual. Es muy práctico.
-Arrugas y huesos, canas y diamantes.
- Era la fealdad derrotada, que suele ser mucho más cautivadora que la verdadera belleza (...) el éxito era a consecuencia de la exageración de los defectos.
-Pensé en el futuro, y hablé del pasado.
-Si entrega [el corazón] a una criatura salvaje. Terminará con la mirad fija en el cielo.
-Es mejor quedarse mirando al cielo que vivir allí arriba. Es un sitio tremendamente vacío. No es más que el país por donde corre el trueno y todo desaparece.
Frase de La guitarra de flores:
-Ahora que reconocía su soledad, también se sintió vivo.
Frase de Un recuerdo navideño
La vida ya es bastante mala cuando tienes que prescindir de las cosas que te gustan a ti; pero (...) lo que más me enfurece es no poder regalar aquello que le gusta a los demás.