8 sept. 2014

Alexis o el tratado del inútil combate de Marguerite Yourcenar

Estamos ante un libro que refleja la sexualidad reprimida y el sufrimiento que ello provoca, con una prosa delicada y poderosa. Escrita en 1929 de forma epistolar y en primera persona, tiene muchas similitudes con la obra posterior de Yukio Mishima : "Confesiones de una máscara" ( que confieso, me gustó más que esta obra de Yourcenar).

Si os zambullís en estas páginas para descubrir como solventa Alexis su dicotomía entre : deseo y deber, y os gusta la lectura, os recomiendo de esta autora Memorias de Adriano (una obra increíblemente más rica y completa)





Frases de Alexis o el tratado del inútil combate de Marguerite Yourcenar:


- El peor de todos los engaños es el de la tranquilidad.

- En las viejas familias nobles son los vivos los que parecen la sombra de los muertos.

- Los fantasmas son invisibles porque los llevamos dentro.

- No nos interesa lo que nos parece sencillo.

- Es más fácil indignarse que pensar.

- Los libros no contienen la vida, sólo contienen sus cenizas.

- La vida en común desarrolla la brutalidad.

- La música no nos facilita pensar, sino soñar.

- Nuestro papel, dentro de la vida familiar, está ya fijado con relación al resto de la familia.

- El sufrimiento nos hace egoístas porque nos absorbe por entero: sólo más tarde, en forma de recuerdo, nos enseña la compasión.

- La pasión necesita gritos, el amor mismo se complace con las palabras, pero la simpatía puede ser silenciosa.

- No perdonaba al prójimo ni la más pequeña transgresión; tenía miedo de que mi indulgencia para con los demás obligara a mi conciencia a excusar mis propias faltas. Temía el reblandecimiento que produce las sensaciones dulces.

- Le ocurría con sus pesares igual que con los trajes de noche: sólo se los ponía una ves, pero los guardaba todos.

- A medida que van cayendo una tras otra nuestras ilusiones y nuestras creencias, conocemos mejor a nuestro <> verdadero.

-El alma humana es más lenta que nosotros (...)Siempre queda un poco atrasada con respecto a nuestra vida presente.