28 feb. 2010

La fórmula preferida del profesor de Yoko Ogawa



 Es  de las novelas más tiernas y elegantes que he tenido el placer de disfrutar. Nos encontramos con una cuidada edición: buena letra, buen papel ( pesado, de los que huele muy bien...de los que ya no se suelen ver) y formato exquisito. De argumento aparentemente muy sencillo, resulta envolvente, sugerente y reconfortante. Es un libro para tener y no olvidar jamás.


Extraer frases de ella es casi un crimen, porque la novela es un todo en perfecto y en constante equilibrio... Me asomo a la Wikipedia para ver El escritor Kenzaburō Ōe ha dicho: "Yoko Ogawa es capaz de dar expresión a los elementos más sutiles de la psicología humana en una prosa sutil pero penetrante".


Jamás creí que estas 291 pgs tuvieran tanto poder...han logrado que le encuentre belleza a las matemáticas: ¡YO! que las usaba como narcótico en noches de insomnio, porque jamás las he entendido y eran mi condena particular desde el colegio.

2 comentarios:

Fotogramas y Letras dijo...

Veo que eres bastante fan de Japón. Yo también lo soy! Adoro su cultura, su gastronomía y su literatura. Me he leído un par de libros de Kawabata, de Mishima y de Tanizaki, y también autores de ahora como Banana Yoshimoto, Haruki Murakami y Hiromi Kawakami. Tengo en la estantería a Kenzaburo Oé, a Kazuo Ishiguro y a Soseki, y ahora me estoy leyendo La niña que iba en hipopótamo a la escuela, de Yoko Ogawa.

Ah, por cierto, si te gusta Japón supongo que también te deben gustar las películas de Studio Ghibli... a mí me encantan! :) Ayer fui a ver al cine Arrietty y el mundo de los diminutos (que tengo que escribir la entrada todavía...).

Vaya rollo que te he soltado, lo siento pero es que me encanta hablar de Japón :) no me lo tengas en cuenta.

Besos!

Mika

wakara dijo...

A mi me pasa igual Mika, me pongo hablar de Japón y se me van las horas. ¿Te has leído un Geek en Japón de Hector García?