25 mar. 2010

1984 de George Orwell

 Orwell presenta una sociedad convertida en un inmenso campo de concentración, sin intimidad, sin livertad...cientos de cámaras y "policías del pensamiento" rodean al ciudadano como zoombies hambrientos, mientras en ansia del "vivo" del consciente trata desesperadamente de hallar una salida.
En definitiva, un libro muy recomendable, sobre todo para leerlo de noche.


Frases de 1984


- Un Ministerio de Paz, para asuntos de guerra.


- Un modo deliberado de ahogar la conciencia mediante un ruido ritmico.


- Cada año habrá menos palabras y el rádio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño.


- Le sorprendía que lo más característico de la vida moderna no fuera su cureldad, ni su inseguridad, sino sencillamente su vaciedad, su absoluta falta de contenido.


- ¿Y si el pasado y el mundo exterior sólo existiese en nuestra mente y, siendo la mente controlable, también puede controlarse el pasado y lo que llamamos realidad?


- Era una especie de ofrenda amorosa empezar confesando lo peor


- Si se observaban las pequeñas reglas se podían infligir las grandes.


- La intimidad es una cosa de valor inaprecieble


- Si la riqueza llegara a generalizarse no serviría para distinguir a nadie (...) En la práctica, semenjante sociedad no podría conservarse estable, porque si todos disfrutasen por igual de lujo y ocio, la gran masa de seres humanos, a quien la pobreza suele imbecilizar, aprenderían muchas cosas y empezarína a pesar por si mismo (...) se darían cuenta más pronto o más tarde que la minoría privilegiada no tenía derecho alguno a imponerse a los demás.


- Todos los gobernantes de todas las épocas intentaron imponer un falso concepto del mundo a sus subditos.


- No importa quien detente el poder, con tal que la extructura jerarquica sea la misma.


- Si uno ha de gobernar, y de seguir gobernando siempre, es imprescindible que desquicie el sentido de la realidad.


- Encontrarse en minoría, incluso en minoría de uno solo, no significaba estar loco. Había la verdad y lo que no era verdad, y si uno se aferraba a la verdad incluso contra el mundo entero, no estaba loco (...) << la cordura no depende de las estadísticas>>


- Quizás no deseara uno tanto ser amado como ser comprendido.


- Nadie se apodera del mando con la intención de dejarlo.


-    -¿Cómo afirma un hombre su poedr sobre otro(...)
      - Haciendole sufrir

No hay comentarios: