21 ago. 2010

La muñeca de Boleslaw Prus (Aleksander Glowacki)

Recomendada por ser uno de los pilares básicos de las literatura polaca y un magnifico reflejo de la sociedad del siglo XIX... a mí lo que más me llamó la atención de esta novela es como la concepción de lo buenas o malas que son las mujeres varía en función de los cambios psicológicos y amorosos del protagonista. Casi podría decirse (salvando las distancias) que es la versión masculina de la grandiosa Ana Karenina.

Frases de La muñeca de Prus
- La angustia es como el veneno, conviene escupirla.

- Como no pretendo arrancarte una cofesión, tampoco tengo necsidad de hacertelas a ti.

- Es extraña la naturaleza humana: cuanta menos capacidad de sacrificio tenemos, más insistentemente la exigimos a los demás-

- Ya les había psado por encima el arado de tiempo, que lo nivela todo.

- Allí donde entra el corazón fracasa todo cálculo.

- El mundo es como un teatro de aficionados y resulta indecente postularse para los primeros papeles y rechazar los secundarios. Por lo demás, todos los papeles son buenos con tal de interpretarlos bien y no tomárselos demasiado en serio.

- Deambular sin rumbo fijo por la inmensa ciudad era la única cosa que tenía para él una especie de amargo atractivo. << Si al meno pudiera perderme a mí mismo en medio de estas multitudes>>. Pensó.

- Aquella gota de tristeza, tan pequeña que el ojo humano no podía percibirla, pero tan amarga que podía envenenar el mund entero-

- Ideas de suicidio se le ocurren a un loco, a un bribón o a un hombre de gran valía para el que el mundo es demasiado pequeño.

- Solo el mutuo provecho puede garantizar no ser victma de la peor traición, y aún así...

- Ellos son los culpables de que tu corazón, en vez de cantar, suene como una campana ajada.

- Tienen más exigencias que experiencia y corazón.

- Cuando más feliz es una persona es cuando ve a su alrededor aquello que lleva dentro.

- Las guerras se libran con el único fin de consegir una paz provechosa

No hay comentarios: