3 mar. 2011

Mi visión del mundo de Albert Einstenin

Si finalmente he clasificado esta obra de ensayo es porque habla sobre la teoría de la relatividad, pero como es un conjunto de cartas y documentos varios es difícil de etiquetar.

Me ha resultado especialmente interesante como comenta la creación del estado de Israel, como surgió después de la Segunda Guerra Mundial (o como decía mi profesor de historia en el instituto: la Segunda Guilipollez Mundial) para entender mejor el conflicto de la zona en nuestros días, donde cuando nos llega información de alguna parte siempre esta tan manipulada (entre el gobierno propio y el ajeno) que no hay manera de descifrar nada de forma objetiva.

Albert Einstein se explica de forma sencilla, casi coloquial: irónico, mordaz, sarcástico y cuando le sale la vena machista no hay quien lo aguante, pero la verdad, todo esto en conjunto lo hace un libro entretenido de leer e interesante por la visión del mundo en un contexto histórico concreto

Frases que me gustaron de "Mi visión del mundo":

- No me parece que las diferencias de clase puedan justificarse: en última instancia reposan en la fuerza. Y creo que una vida exterior modesta y sin pretensiones es buena para todos en cuerpo y alma.

- No es suficiente enseñar a los hombres una especialidad  (...) Tienen que recibir un sentimiento vivo de lo bello y lo moralmente bueno. En caso contrario se parece más a un perro bien amaestrado que a un ente armónicamente desarrollado.

- Así es cómo nosotros, los mortales, no hacemos inmortales, transmitiendo el trabajo hecho por todos.
Si pensais en esto, encontraréis sentido a la vida y a vuestros esfuerzos, y podréis transmitir vuestras certeras convinciones a otros pueblos y otras épocas.

- Creer que armando un país se puede conseguir seguridad es una ilusión funesta (...). En Estados Unidos esta ilusión se ha apoyado en otra: o sea, en que han sido los primeros en fabricar la bomba atómica. Esto hizo creer que a la larga se podría alcanzar una superioridad militar decisiva. Con lo cual se podría intimidar a todos los nemigos en potencia (...)Toda la política exterior está dominada por un único punto de vista: <<¿Cómo actuar para, en caso de guerra, vencer al enemigo?>>. Estableciendo bases militares en los puntos más importantes de la tierra en materia de extratégia y vulnerabilidad; armando y apoyando a los aliados potenciales. En el interior de Estados Unidos, concentrando gran parte del podr financiero en manos de militares, militarizando la juventud, controlando la lealtad de los individuos (...) así como poniendo en práctica una creciente censura de las comunicaciones bajo el pretexto del secreto militar.

- Ante todo, creo con Schopenhauer que una de las razones más poderosas que impulsan al hombre hacia el arte y la ciencia es una huida de la rutina cotidiana con su torpeza dolorosa y su yelmo de desconsuelo.

- Debemos dejarnos conducir por la intuición, que se basa en una sensación de la experiencia.

- El esfuerzo por unir sabiduría y acción se logra pocas veces, y dura poco.

- Por lo común, el hombre evita atribuir inteligencia a otro hombre, a menos que se trate de un enemigo.

No hay comentarios: