14/8/2011

Memorias de Adriano de Marguerite Yourcena

 Memorias e Adriano ha sido para mí un lujo, no solo por la prosa elegante de la autora, si no porque por causas del destino, tengo en mi poder la primera edición del mismo.

Me llamó la atención que este libro ( que hay que disfrutar en silencio, con calma, de narrativa lenta y que exige cierto bagaje cultural) hubiera sido un bestseller en su tiempo...hasta que me enteré que lo recomendó Felipe Gonzalez (espero que no fuera por sentirse identificado con un emperador que se creía a sí mismo Dios...).

Escrito en primera persona, el emperador habla desde la vejez recordando todo lo que le gusto, hizo o fué. Exquisito en todos sus sentido y perfecto, no la clasificaría de novela histórica, aveces es una novela de aventuras, aveces es un drama, finalmente lo he metido en ensayo sin serlo por su seriedad y la variedad de opiniones filosoficas sobre la vida, la muerte, el arte, el gobierno y las relaciones.

Frases de Memoria de Adriano de Marguerite Yourcena:

-Es dificil seguir siento emperador ante un médico.

- Justo combate entre la inteligencia humana y la sagacidad de las fieras parecía extrañamente leal comparado con las emboscadas de los hombres

-Lo que nos tranquiliza del sueño es que volvemos a salir de él, y que salimos inmutables (...)  También nos tranquiliza el que nos cure de la fatiga, pero esa cura temporaria se cumple con el más radical de los procedimientos, el de dejar de ser (...) el placer y el arte consiste en abandonarse conscientemente a su bienhechora inconsciencia, en aceptar ser.

- /juventud/ ignorancia del mundo que creía conocer, mi impaciencia, esa especie de ambición frívola y avidez grosera.

- Ansioso de presente, incierto ante el porvenir, y por ello mismo abierto a los dioses.

- Tener razón demasiado pronto, es lo mismo que equivocarse.

-Quería el poder. Lo quería para imponer mis planes, ensayar mis remedios, restaurar la paz. Sobre todo lo quería para ser yo mismo antes de morir.

- Sabía que tanto el bien como el mal son cosas rutinarias, que lo temporal se prolonga, que lo exterior se infiltra en el interior y que a la larga la máscara se convierte en el rostro.

- Cada uno de nosotros posee más virtudes de lo que se cree, pero sólo el éxito las pone de relieve.

- Dudo que toda la filosofía de este mundo consiga suprimir la esclavitud, a lo sumo la cambiarán de nombre.

- Cada hombre está eternamente obligao, en el curso de su breve vida a elegir entre la esperanza infatigable y la prudente falta de esperanza, entre las delicias del caos y las de la estabilidad.

- La verdad desaparecía bajo lo sublime.

- Semejante enemigo acababa por ser un excelente profesor de prudencia.

- Hay más de una sabiduría y todas son necesarias al mundo: no está mal que se vayan alternando.

2 comentarios:

José-Antonio Villalobos-Sarria dijo...

Este libro de Yourcenar cambió mi vida, y desde la primera vez que lo leí es mi compañero inseparable. Nunca imaginé encontrarme con tanta genialidad junta. Me da gusto saber que eres dueña de una de las copias de la primera edición de la obra, qué lindo tesoro...
Un abrazo.

Juan y Marta dijo...

Gracias por compartir estas magnificas citas de Memorias de Adriano, lo lei hace tiempo pero todavia resuena en mi la frase sobre el peligro de la mascara termine en rostro. Saludos, Juan