29 ago. 2011

Flor de ciruelo en vasito de oro ( Jin Ping Mei)

  Esta novela va camino de convertirse en una de las mejores que he leído este año, por lo completa, estensa, crítica, curiosa...la verdad que es digna de leerse como clásico de la literatura China (nosotros que tenemos la oportunidad, porque en su país esta prohibida) y sobre todo es muy divertida, fácil de coger y dejar, engancha mucho. Ahora, no es apta para los que se desaniman con el número de páginas, porque son dos libros de casi 1.000 páginas cada uno.

 Libro de las primaveras y los veranos
 
Donde el protagonista vive como un Don Juán desmadrado que corrompe todo lo que tiene alrededor. Ximen Qing tiene dinero, sexo y maltrato para todas, por muchas que sean.

Frases del Libro de las Primaveras y los Veranos:

- La belleza no engaña a los hombres,
   son ellos los que se engañan.

- La felicidad solo puede comprarse con actos desesperados.

- De los enamoramientos demasiado profundos sólo se derivan pesares y tras el amor todopoderoso, sólo queda el resentimiento.

- Los que desean lo mismo acaban por encontrarse

- El dinero carece de raíces

- Se ha dicho que ni la gratitud que nace de la amabilidad
ni el resentieminto producto de la injusticia
se oxidan jamás

- Sé generoso a la hora de repartir tus favores.
 En esta vida nunca sabes dónde os volveréis a encontrar.
Si te ganas muchos enemigos,
puede que te los encuentres en un lugar muy pequeño
del que no puedas escapar

- Los que tienen poder nunca son pobres y los que no pagan sus deudas nunca son ricos.

- Siguele la corriente a los demás y te pondrán por las nubes; diles la verdad y te odiarán

- Si eres listo, te tendrán por sobervio;
si tímido, por ocioso;
si bueno, por débil;
si no lo eres, por cruel.
Si eres rico, te espera la envida;
si pobre, el desprecio.
Si eres diligente, te llamarán acaparador;
si eres ahorrador, avaro.
Si atacas los asuntos de frente, pasarás por simple;
si te adptas a las circunstancias, por hipócrita.
Si lo piensa, resulta imposible contentar a todos.
¡No resulta nada fácil ser humano!

- Te cuidado al decir: "Eso no importa"
En cuanto lo hayas dicho, cabe que importe mucho.

- Los puestos más elevados fueron a parar a manos de arribistas e intrigantes, mientras los competentes, sabios, honestos y capaces tenían que esperar años para ser nombrados para algún cargo de segunda, y aveces no se les nombraba nunca.

- Si quieres saber los principios que gobiernan el éxito y el fracaso, la actividad de un día permite adivinar la de una vida entera.

- Los hombres de honor no se avergüenzan de hablar sin ambages

_ Las palabras especiosas sólo sirven para disfrazar villanías

- Un solo día de tranquilidad absoluta es un día de inmortalidad.

Libros de los otoños y los inviernos

En esta parte se centra más en la carrera política del protagonísta, con lo cual se hace un poco menos dinámico pero igual de entretenido. Se anuncia el final, otros personajes le hacen sombra en protagonista y salvando las distancias de estilo, época y temática ...en conjunto, me recuerda un poco a los Buddenbrook de Tomas Mann por la complegidad y riqueza de los personajes y porque es una crítica social brillante.

Frase del libro de los otoños y los inviernos:

-La paz y el orden nacen de la deferencia
  y el desorden se nutre de las palabras de los aduladores.

- Las nubes no se despejan si no hay viento - dijo Loto de Oro-, y no hay negocio que prospere sin mentiras.

- Se corresponde con la actitud, tan propia de los políticos de todos los tiempos y países, de negar la realidad.

- Lo que se compra barato, barato se vende; lo que se obtiene deprisa, deprisa de olvida.

- Si no quieres que te descubra, no hagas nada de lo que puedas avergonzarte.

- Nuestras fuerzas tienen un límite, pero nuestros deseos no.

- Si el vino abre las puertas de la frivolidad, luego abre las compuertas de la pasión.

- El hombre arruinado se convierte en presa fácil de sus criados.

- Tal vez se equivoque el gobernador o su delegado -dijo, citando un viejo proverbio - , pero el mensajero tiene siempre razón.

- Cuando prometía algo a alguien, si víctima podía estar tan segura de obtenerlo como de agarrar una sombra en la pared.

- De pie en los escalones, las lágrimas surcan sus mejillas.
En medio de la multitud, nots su corazón lleno de dolor.
Respira el aire que lo envuelve como un sueño,
incapaz de reconocer sus propios sentimientos.

- Si la casa no es gobernada con imparcialidad,
el resentimiento cundirá entre los subordinados.

- China se quedó si soberano y el desorden más absoluto se apoderó del país (...). Se hubiera dicho que los demonios gritaban y los dioses bramaban.

3 comentarios:

Sonia dijo...

Tomo nota de la recomendación.
Lo cierto es que hay tanto que leer, que a veces me agobia el hecho de saber que no puedo abarcarlo todo...

un libro abierto dijo...

Sí esa sensación la tengo cuando entro en una biblioteca nueva :P Aunque en el fondo me encanta ver cientos de libros por descubrir

Miguel Alberto Martinez dijo...

Desearía comprarlo en formato digital.
Agradecería cualquier información que me ayude a encontrarlo.
Gracias.