4/6/2011

La Despedida de Milán Kundera

Frases de la Despedida de Milan Kundera:

-Seducir a una mujer (...) eso, sabe hacerlo hara el más tonto. Pero saber abandonarla es algo que sólo puede hacer un hombre maduro.

- Acepta la vida con todo lo que conlleva significa aceptar el imprevisto. Un hijo es la imprevisión pura

-El deseo de venzanga no es más que el ansia de justicia insatisfecha

- Uno debe tener al menos una seguridad: la de ser dueño de su propia muerte y poder elegir el momento y el modo en que haya de producirse.

- El ansia de orden es al mismo tiempo ansia de muerte, porque la vida es una permanente alteración del orden.

- Tener un hijo significa manifestar que se está absolutamente de acuerdo con el hombre. Si tengo un hijo es como si dijera: he nacido, he experimentado la vida y he comprobado que es tan buena que merece ser repetida.

- Los ancianos se caracterizan por envanecerse de sus padecimientos pasados y convertirlos en un museo al que invian a entrar a los visitantes.

- Para ser sincero es necesario conocerse a sí mismo y para conocerse a uno mismo hace falta años.

- No hay nada que pueda llenar tanto una persona, como los celos.

- Consideraba real únicamente aquello que llegaba a nuestras vidas desde dentro, gradual, orgánicamente, mientras que a lo que llegaba desde fuera, inesperada y casualmente, lo veía una invasión de lo irreal. Por desgracia no hay nada más real que esta irrealidad.

- Es usted una hierba amarga, un vinagre transformado en hombre (...) Daría usted la vida por descubrir a su alrededor la fealdad que lleva dentro de sí mismo. Sólo así puede sentir por un momento cierta reconciliación entre usted y el mundo.

- En este momento en realidad no estoy aquí. Debería haberme ido ayer y aquí no soy más que mi propio retraso.

- Una nostalgia sinlenciosa y prolongada le oprimió el corazón. No era sólo nostalgia de aquel hombre, sino también de la oportunidad perdida. Y tampoco sólo de esa oportunidad concreta sino de la oportunidad como tal. Sentía nostalgia de todas las oportunidades que había perdido, que había dejado pasar, que había evitado, e incluso aquéllas que nunca había tenido

3 comentarios:

La hierba roja dijo...

Fíjate que tuve este libro el otro día en la biblioteca, pero al final me decanté por "La identidad", por eso de que era un poco más corto.

Apuntado queda para la próxima.

Saludos.

un libro abierto dijo...

Hierba roja si no te gusto la insoportable levedad del ser, este tampoco te gustará...en realidad todos los Libros de Kundera son igual:politizados, filosóficos, machistas, cargados de sexo y drama
(He comentado solo dos, pero he leído 4)

Baila Zarité dijo...

Y al fin y en cuenta venimos de filosofías, de política, de un pasado machista, de sexo y drama. Lamentablemente hay personas que solo lo toman como eso.
"Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos."
Saludos :)